MI DIETA DE LA FERTILIDAD. PARTE II

 

PARTE II. YA COMEMOS BIEN, AHORA VAMOS A POTENCIAR NUESTRA FERTILIDAD.

¿Cómo mejorar tu fertilidad con la dieta? Cuando llevaba un tiempo buscando el embarazo recibí un consejo de mi maestra que dio un giro a los acontecimientos. Me preguntó que cómo comía yo. Yo comía, como expliqué en la primera parte, ecológico, ovo-lacto vegetariano, bajo en gluten, cero químicos y aditivos… Y sobre todo sin azúcar y extremadamente bajo en otros tipos de endulzantes. Suena bien, ¿no?

Pero hacía falta más, alimentos que me potenciarían el funcionamiento de mi sistema reproductor (fertilidad… menstruación…) y además, cuidados específicos (que será la tercera parte del artículo).

Con todo esto, además de potenciar mi fertilidad, estoy creando una reserva sana de la que mi bebé podrá alimentarse… un entorno limpio y fuerte… ¡que viene genial si las primeras semanas de embarazo te cuesta comer como siempre, como me pasaba a mí! Me consolaba muchísimo saber que mis reservas, mi sangre, mis tejidos… estaban tan bien cuidados y preparados, porque era incapaz de cocinar, y comía comidas de mi infancia preparadas por otros, jajajaja.

Sigue leyendo

¿Cuántas ecografías es seguro hacerse durante el embarazo?

¿Sabías que parece ser que las ecografías no son inocuas? ¿Y que hay varios motivos para desaconsejar las ecografías no indicadas por el profesional sanitario? Nuestros bebés nos agradecerán que sepamos esto…

Hace unos días una madre angustiada me escribió un comentario aquí en el blog. Me contaba que se había hecho una ecografía a las 8 semanas de embarazo y que estaba destrozada porque no había latido en el feto.

Sigue leyendo

Doulas, velocidad y tocino.

¿Qué es para mí una doula y por qué creo que no son el demonio? Con carta a una matrona incluida.

Llevaba yo tiempo queriendo escribir sobre la figura de la doula desde mi punto de vista y justo salta una polémica en Por un Parto Respetado en Facebook a raíz de la Semana de la Doula. Los comentarios de ciertas matronas me han parecido tan rencorosos y tan a la defensiva que me he planteado la posibilidad de no escribir, porque no me apetece nada convencer a nadie. Lo que más me chocó es que muchas afirman que no son necesarias las doulas. Eso es como decir que las ópticas no son necesarias porque tú no llevas gafas. Todo va sobre necesidades. Sigue leyendo