Las 9 lunas

¡Enhorabuena! Una Vida te ha elegido como mamá y ahora reposa dentro de tí después del milagro de la concepción. Se inicia le Génesis de la vida (espectacular vídeo)

Sigue la búsqueda…

¿Y qué hago ahora? Pues dejar que las cosas sigan su curso e informarte. Lo primero es informarse a fondo. Hay mil cosas que saber, y muchas cosas que preparar desde el principio, incluso sobre el parto ¡cuanto antes mejor!. Hay una página que explica muchas cosas, desde la primera visita a la matrona y la primera ecografía (y su in-utilidad), hasta la baja maternal, las estrías, ejercicios para embarazadas… todo desde el punto de vista de una mamá que lo ha vivido en sus embarazos. Para qué contarte yo, si en babog.org hay de todo! No olvides hacer click en “artículos anteriores” para verlos todos.

Qué buena idea también estos grupos a los que puedes suscribirte para que te informen de cada fase de tu embarazo de manera personalizada. Algunos son en inglés como “Virtual Hug” pero son preciosos, dándote ánimos, informándote sobre opciones de parto, etc.

La alimentación: algo tan natural puede ser natural

Puedes crear a tu bebé a partir de nutrientes libres de productos químicos y artificiales. De manera natural, tu bebé te dirá qué quiere comer y qué no. Escúchale. Si tienes antojos muy raros o poco sanos, analiza qué nutrientes contiene lo que deseas para entender qué es lo que realmente quiere tu bebé. Busca ayuda de un naturópata o nutricionista si tienes dudas sobre la dieta para una embarazada, o para antes de concebir (y segunda parte con más información). Tu cuerpo y tu salud sufrirán cambios, siempre dentro de un plan inteligente de la naturaleza, ¡que no te hagan sentir enferma!.

Si tus análisis de sangre no muestran deficiencias, ¿por qué tomar complementos? La medicina perinatal aún se centra casi exclusivamente en la prevención. Vivir en el “por si acaso” es una manera de permitir la idea de que algo pueda ir mal. Un defecto de nutrientes puede ser tan malo como un EXCESO. ¿Cómo lo hacían las madres de antaño? No puede ser que de repente no sepamos concebir y nutrir a nuestros hijos en salud. Confía en tu cuerpo, supleméntate con alimentos vivos (¿¿por qué motivo un médico puede creer que una pastilla artificial te proporciona mejor ácido fólico o mejor hierro que un aguacate o un plato de lentejas??). A veces es tan sencillo como tomar el sol moderadamente para la vitamina D, echar limón a los alimentos ricos en hierro para que este se absorba, no tomar demasiadas proteínas animales, sal, azúcares ni laxantes para absorber mejor el calcio… Consulta a un naturópata o nutricionista, y si necesitas o simplemente te sientes mejor tomando suplementos, busca los que sean ecológicos, de fuentes naturales y poco procesados. Son los más seguros para tu salud.

Una barriga dentro de una burbuja

Ahora es un buen momento para crear una burbuja alrededor de tí que te proteja de comentarios negativos, bromas de dudosa simpatía, gente que quiere tocarte la barriga… nada te afecta. Tú eres el escudo que permite que sólo lo bueno y lo agradable lleguen hasta tu bebé. No hace falta ponerse a la defensiva: basta con que veas cuáles son las cosas verdaderamente importantes y dejes de hacer caso a las cosas que no necesitas en esta vida. Tu bebé ya nacerá y vivirá: ahora necesita sentirse protegido y sentar las bases de su Ser;) Tu bebé se crea al ritmo de la vida que llevas: deja que tu vida tome un ritmo acorde con el bebé que quieres crear. Por cierto, una embarazada obviamente tiene una energía maravillosa, la vida y la creación en su estado más puro y potente. Muchas mamás creen que el embarazo es la época de su vida en la que más poderosas se han sentido. Hay gente que se siente irresistiblemente atraída hacia esta energía y sobre todo hacia la dulce y pura presencia de tu bebé… de ahí muchos de los manoseos sin permiso. Quieren, consciente o inconscientemente, que la compartas un poquito con ellos, como si fueras una estación de “recarga” energética andante.

Las revisiones

Unas palabras sobre las ecografías en este artículo que escribí especialmente.

El abuso o malinterpretación de la utilidad de los controles médicos y ecografías nos provoca una falsa sensación de que “hay algo que controlar”, de que “algo podría ir mal” y de digamos, falta de fe ciega en la naturaleza. Nos hace parecer que el que todo salga bien es una “suerte”. Es el ya mencionado efecto nocebo en la salud prenatal. Disfruta de tu embarazo, ten por cierto que tu cuerpo se encarga de todo y tómate los controles y ecografías como meras rutinas que sigues porque así lo deseas, no porque los necesites para “quedarte tranquila” (aunque es lógico que si te dicen que te van a hacer la prueba del “problemón X” te alivie mucho el resultado negativo de esa prueba… pero el miedo lo tuviste precisamente por que te dijeron que te iban a hacer la prueba, en un primer lugar…) Aprende a confiar en tu cuerpo y tu bebé. Lo agradeceréis los dos.

Aquí puedes leer en inglés sobre cómo calcular la fecha de parto (y la edad fetal) sin ecografías.

Las pruebas médicas no siempre son estrictamente necesarias. Algunas no dan resultados definitivos, como el triple screening o el AFP. Otras, como la exploración vaginal o la palpación del abdomen, son invasivas y no se justifican (salvo si es realmente necesario en el momento del parto) si todo va normalmente. Hay pruebas como la amniocentesis que suenan más a métodos medievales que a ciencia moderna. Se puede dar el caso de que te prescriban un tratamiento o una prueba invasiva sin saber realmente si es necesaria.

Ante esto, puedes preguntar educadamente:

  1. Qué es exactamente lo que buscan
  2. ¿Si algo fuera anormal, tú notarías síntomas o sólo se puede detectar así?
  3. Qué nivel de fiabilidad tiene la prueba (p.ej los tactos vaginales son incómodos, peligrosos e imprecisos, no predicen nada durante el embarazo, y para conocer la dilatación ya durante el parto no hace falta toquetear)
  4. Qué pasaría si el resultado fuera anormal
  5. En qué afectaría esta anomalía al feto y al embarazo realmente (100% seguro) y en qué podría afectar, pero no necesariamente
  6. Qué aconsejarían hacer. ¿Tratamiento, mas pruebas, reposo? En qué consiste el tratamiento o la prueba y cuáles son los efectos adversos.
  7. Si existe alternativa a este tratamiento o prueba, aunque ellos no la ofrezcan en su centro. (p.ej. doppler en vez de amniocentesis para la detección de anemia)
  8. Si decides no seguir el tratamiento o la prueba, qué te pasaría seguro y qué “podría” pasarte.

Estas respuestas te harán sentir que la decisión es tuya y que no haces lo que te dicen por miedo, sino porque tú lo has decidido después de informarte.

Libros, videos, películas

El embarazo es el momento de ver preciosos paisajes, vídeos alentadores, divertidos, leer libros sobre tí y tu bebé. Llena tu alma de información positiva y belleza, ya que tu bebé se nutrirá de ello también. La receta que más me gusta es: una historia de parto feliz a la semana.

Visita las demás secciones de este blog para más ideas.

  • Dr. Ortrud Lindemann “Embarazo y parto natural“. Independientemente del parto que desees, este libro-guía-enciclopedia es realmente un tesoro. Da muchas ideas que puedes poner en práctica sean cuales sean tus preferencias. Concepción, remedios para las molestias, alimentación (muy completo, hasta con recetas), cuidados, sentimientos, desarrollo del bebé, pruebas médicas, posibles situaciones especiales, el parto, el dolor, la lactancia… todo en gran profundidad y muy ameno.
  • Hoy es el mejor día de mi vida
  • Si tienes Facebook, mira aquí para libros recomendados.
  • Bibliografía en el blog de porunpartorespetado
  • Libros recomendados por Nace una mamá
Anuncios

5 comentarios en “Las 9 lunas

  1. Felicidades por el blog! Y mil gracias por poner un link mío. Acabo de descubrir, por fin, un blog sobre la Mujer que merece la pena, de verdad, en todos los sentidos. Despertando a todo el personal para que nos demos cuenta que nosotras tenemos todas las herramientas para llevar este momento tan especial: embarazo, parto y maternidad.
    Todo lo que había encontrado en internet eran blogs y foros de mujeres deseperadas, llenas de miedo, inseguridades y además que no quieren ver más allá, no están dispuestas a ser ellas mismas, se encuentran más a gusto en el lado de la desesperación como si el príncipe de bata blanca fuera su único salvador.
    Felicidades de nuevo! Ya tienes una nueva seguidora.
    Yo Isasi

    1. Pues muchísimas gracias y ¡sigamos guerrilleando! Me encanta el tono sensato, directo y sin tonterías de tu blog. pero no sólo eso sino que todo lo que transmites es muy interesante. ¡Hace falta más información así! besos!!

      1. Mil gracias de nuevo! Estoy encantada de haberte encontrado y más en mi momento de embarazo. Por cierto, que he puesto tu link en mi blog porque pienso exactamente lo mismo del tuyo: directo, sensato y sin tonterías.
        Un abrazo.

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s