MI DIETA DE LA FERTILIDAD. PARTE I

¿Qué quieres? ¿Cuánto lo quieres? ¿Cuánto necesitas aferrarte a ciertos hábitos, comidas, creencias? ¿Podrías dejarlos atrás si supieras que ello te ayudaría a conseguir tu meta? Hoy os presento la dieta que cambió mi vida hace muchos años, y que recomiendo a todo el mundo, no sólo a aquellas que deseen aumentar su fertilidad.

 

¿Cómo mejorar nuestra fertilidad con la dieta?

En mi camino a la maternidad comencé por intentar que todo sucediera a su tiempo y sin controlarlo. Con el paso de los meses, decidí ir introduciendo cosas en mi vida cotidiana que pudieran fomentar mi fertilidad, poco a poco, suavemente. Os iré explicando todo lo que hice, pero aquí presento la base de todo…

Cuando me puse a escribir sobre cómo he cambiado mi cuerpo, mente y emociones a través de la dieta, y además he aumentado mi fertilidad y mejorado drásticamente el entorno en el que crece mi bebé dentro de mí, me di cuenta de que no podía resumirlo en unas pocas líneas. Así que he decidido dividir la información en dos artículos: la base dietética para empezar a estar sana y quitar basurilla del cuerpo, y a continuación la dieta específica para la fertilidad, que se debe incorporar a la dieta base. Y habrá un tercer artículo con remedios y cuidados naturales para la fertilidad. La dieta base yo ya la seguía de antemano por mi propia salud, y a esta añadí la dieta específica para la fertilidad una vez que decidimos tener un bebé y vimos que tardaba un pelín más de lo esperado.

Los cambios siempre son lentos, es normal tardar meses en empezar a enterarse bien de qué comer, cómo cocinarlo, y el metabolismo necesita largos plazos para conseguir hacer cambios. Pero si quieres realmente conseguirlo, no te importará que vaya a costar un esfuerzo que será recompensado sobradamente. En mi caso, al seguir ya de antemano una dieta saludable, la dieta de la fertilidad hizo efecto fulminantemente…

Ahora os voy a contar la dieta saludable, básica, que llevo desde hace unos siete, ocho años y que me ha cambiado la vida por completo.

ADVERTENCIA: este es un artículo de opinión. Hay mil dietas y mil consejos ahí fuera, y aquí solo se refleja lo que yo he puesto en práctica. No es una recomendación ni soy una experta en nutrición.

 

EL COMIENZO

Os copio un escrito que hice hace un par de años. En él resumo la forma de comer que considero básica para mantener un estado de salud mínimo. Candidiasis, ciclos menstruales, todo el sistema hormonal, estado de ánimo, salud general… las cosas que se pueden llegar a curar o mejorar sólo con comer así son muchas.

Últimamente estoy muy agradecida por el tema de la alimentación. Como muchos sabéis, hace ya años que comencé mi camino como vegana; dos años más tarde me pasé a vegetariana por motivos personales. Para cambiar de dieta así hay que informarse mucho, porque no vale simplemente con dejar de comer carne. Es sorprendente que no sepamos absolutamente nada, nada, sobre nutrición básica. Todo lo basamos en viejos tópicos y márketing. Hasta que te informas.

Estos años he llevado con más pena que gloria los miles de comentarios que la gente te hace, las bromas, los argumentos en contra (maldita dieta mediterránea, cuánta barbaridad en su nombre) y sobre todo, las salidas defensivas (por algún motivo cuando explicas tu dieta hay gente que siente el impulso de espetarte que les encanta la carne y que qué bueno un chuletón). Yo no creo que todos debamos ser vegetarianos, no creo en las panaceas, no creo en los alimentos milagrosos. Me pego mis caprichos “insalubres” o “inortodoxos” como todo el mundo. Pero tengo una enorme fe y he comprobado cómo cada mínimo cambio en la dieta afecta profundamente al cuerpo, a la mente y a las emociones.

Asi que… ¿Qué tiene de malo lo que comemos? En esta charla TED el experto periodista y escritor de libros de cocina Mark Bittman nos da un panorama muy interesante, desde la claridad más absoluta y sin necesidad de extremismos. (Subtítulos en castellano).

He visto en mí y en gente cómo hay enfermedades que desaparecen con un simple cambio de dieta (estados de ánimo, alergias, migrañas, dermatitis, problemas digestivos, de fertilidad, femeninos, hormonales, etc, etc; muchos conocéis el curioso caso de la doctora española que se curó un cáncer con metástasis con dieta crudívora.) Mi diagnóstico de malabsorción de fructosa, una condición que me tuvo en jaque durante años y según la especialista la tendría “de por vida” (por cierto, consecuencia de haber tomado la maldita píldora, otro veneno, combinado con los alimentos refinados, que luego mencionaré), se ha quedado en el baúl de los chistes de mal gusto de la medicina moderna. Curada. Con una simple dieta. (Dieta=cambio de hábitos) Y más, muchas más cosas me he quitado.

Con respecto a mi salud emocional, he hecho mucha meditación, muchas terapias de autoconocimiento y muchas cosas a nivel espiritual, y como aún no quiero entrar en ese terreno, volviendo a la dieta, tengo claro la que fue, al principio de todo, mi primera gran decisión: eliminar el azúcar lo que provocó un cambio gigantesco, un antes y un después. Es un veneno, y afecta a nuestra menstruación, nuestro equilibrio corporal, a nuestra estabilidad emocional, nuestra capacidad de estar en nosotros mismos, a todo. hasta la OMS tiene algo que decir al respecto. Visita el blog de la nutridora Yo Isasi, en especial este artículo: Azúcar: Dulce amargura para saber algunos datos.

Y no te pierdas el espectacular documental emitido en la 2, Sobredosis de azúcar.

Y si crees que tú no tomas mucha azúcar, lee este artículo en el blog de Irene, odontóloga: “Mi hijo no toma chuches” (aplicable a adultos).

Si sólo pudiera darte un consejo, te diría quítate el azúcar, ya. Si
me dejas añadir algo, no comas nada que venga envasado industrialmente (o preparado por otros) en al menos dos comidas al día. Piénsalo. Apenas comemos alimentos frescos y sin procesar. Darse uno mismo la comida viva, prepararla, pensarla, imprimirle tu intención… Este gesto es primordial a todos los niveles

Dejé el glutamato monosódico también y pronto todos los aditivos. Cambios inmediatos. Con mucho esfuerzo y en un largo proceso, que fue duro debido a la increíble presión social, he conseguido dejar de usar el alcohol y quitarme una pesada máscara social.

Una vez vegetariana me fui dando cuenta de que se trata de comer limpio, no sólo vegetariano, y limité la soja  y los alimentos refinados (como el arroz, la sal, la harina : los llamados “venenos blancos” -lo de la harina también lo noté muchísimo y es la base de mi curación de la malabsorción de fructosa y mis candidiasis). Ahora como muchos alimentos naturales, es decir: lo más parecido a como los produce la naturaleza, que son los únicos con los micronutrientes vivos que realmente alimentan. Y ecológicos.

Los llamados “cinco venenos blancos”.

Reduje los lácteos al mínimo. Sólo tomo queso o kéfir de cabra y ecológico. Y porque quiero 😛

Pero cada persona es un mundo y le va una alimentación diferente (pero sana). Se trata de dejar que el cuerpo hable y actuar. Y es muy sencillo. Es sólo HACERLO.

Sobre vegetarianismo/reducción de consumo de carnes: La información es extremadamente abundante si sabes buscarla, tanto sobre los motivos éticos (por ejemplo, el documental Earthlings, que nunca he visto porque no quiero, y los vídeos de AnimaNaturalis), motivos ecológicos, económicos, políticos, etc (documental Home), motivos de salud (Alimentos Alcalinos y Ácidos; la carne de hoy en día y su efecto, documental “Gordo, enfermo, casi muerto”), por supuesto motivos espirituales (no daré referencias) y ya ni hablemos de las diversas ramas de alimentación correcta que se pueden explorar (macrobiótica, ayurveda, crudivegana… cada una me ha aportado mucho)

La dieta mediterránea en una imagen… dime: ¿comes carne sólo unas veces a la semana? ¿O comes cada día varias veces? (jamón, bacon, paté, y derivados cárnicos cuentan) ¿tus cereales son variados? ¿hay mayoría de verdura en cada comida principal? NO, dieta mediterránea no es de por sí el bocata de tortilla, ni la magra con tomate, ni un plato de pescado solo, ni pechuga de pollo con nata, ni siquiera un asado de cordero. Lo siento.

Bueno, pues hasta aquí lo esencial para que tu cuerpo empiece a dejar de trabajar para eliminar toxinas, digerir alimentos inadecuados y mantener el equilibrio que rompemos con ciertas comidas. A partir de ahora, tu cuerpo empezará a ser más y más eficiente y empezarás a tener energías para ti misma, para tu salud, para tu sistema hormonal y para tu mente… lo vas a notar muchísimo. ¡Ánimo!

Anuncios

6 comentarios en “MI DIETA DE LA FERTILIDAD. PARTE I

  1. ¡Mil gracias por apoyar mi trabajo! Si me permites añadiría algo tan importante como es eliminar todo alimento frío y expansivo ya que energéticamente enfrían nuestro cuerpo y sobre todo lo que los chinos llaman el ‘hara’, el Soplo de la Vida. Si queremos quedarnos embarazadas hay que ‘calentar el nido’ ya que el calor es Vida y el frío es la Muerte. Así que importante evitar todo alimento de naturaleza fría como podría ser helados o bebidas recién sacadas de la nevera y todo alimento energéticamente frío como los alimentos crudos. Esto sería también aplicable durante el embarazo. Puede parecer algo muy simple pero por mi experiencia profesional os asegura que funciona, claro está si lo acompañas de una Buena Nutrición.
    Un abrazo y de nuevo Mil gracias!!!

  2. Hola! Pues mira, soy vegetariana desde el 2009 y ahora casi vegana pero no. Adoro el crudiveganismo y la alimentación limpia y consciente. Sin gluten! Pero hay veces que no es todo por la alimentación… Al final vamos por FIV porque aunque coma bien el embarazo no llega. Empezamos a buscar en el 2012 y ya tengo 38 años.

    1. Claro, muchos factores! Hablaremos de muchos de ellos en la tercera parte. Por cierto, el crudiveganismo no es nada recomendable para la fertilidad… Aunque si lo sea para depurar, aporta frio, como comenta Yo en el comentario siguiente… Ya explicaremos:) besazos!!!

      1. Muchas gracias por la aclaración! Pues el crudiveganismo es a media. No soy crudivegana. Leeré todas vuestras entradas. Muchas gracias por la ayuda que nos dais. Un saludo enorme 😉

      2. Gracias a ti!! Espero que te gusten las siguientes entradas… Tambien es que cada persona es un mundo y bueno… Opiniones hay para todos los gustos, ya se sabe 🙂 Yo solo dare la mia… Lo que a mi me funcionó 🙂 Un abrazo enorme! Muchisimas gracias!!!!!

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s