Doulas, velocidad y tocino.

¿Qué es para mí una doula y por qué creo que no son el demonio? Con carta a una matrona incluida.

Llevaba yo tiempo queriendo escribir sobre la figura de la doula desde mi punto de vista y justo salta una polémica en Por un Parto Respetado en Facebook a raíz de la Semana de la Doula. Los comentarios de ciertas matronas me han parecido tan rencorosos y tan a la defensiva que me he planteado la posibilidad de no escribir, porque no me apetece nada convencer a nadie. Lo que más me chocó es que muchas afirman que no son necesarias las doulas. Eso es como decir que las ópticas no son necesarias porque tú no llevas gafas. Todo va sobre necesidades.

Al final he decidido que yo tengo algo que decir y que además no pretende ser la verdad, sino sólo mi punto de vista. Sólo espero que todas entendamos que aunque no lleves gafas, quizá quieras unas de sol mañana…

Para acompañar mi divagación os copio fragmentos de una carta de una doula a una matrona. La carta es real, of course.

Todas hemos visto bonitas fotos y dibujos de una madre con su barriguita de embarazada y una mujer que con gesto cálido la acompaña. Suelen ir acompañadas de frases emotivas, que hablan de amor, de acompañamiento, de camino hacia la maternidad, pero nunca parecen definir del todo lo que es eso de la doula.descarga

Venga, ¿qué es una doula?  

Pues una mujer, muchas veces madre, que se dedica de forma profesional a acompañar a las mujeres durante el embarazo, parto y puerperio, ofreciendo servicios que vamos a ir definiendo en las siguientes secciones.

¿Por qué una doula? 

En las formaciones de doula suele surgir el concepto de que es una profesión que debería desaparecer. La doula cubre huecos que la sociedad actual  y el sistema sanitario están dejando al descubierto en detrimento de la mujer y la familia durante el embarazo, parto y puerperio. No es una nueva necesidad, son las mismas necesidades de siempre, que se encuentran en ciertos casos muy desatendidas. Es decir, la doula pretende cubrir necesidades que el entorno no cubre y que en ocasiones la matrona tampoco. Una doula no quiere quitarle funciones a la matrona ¡qué tontería!: hace de enlace humano para carencias que provienen de muchos factores. Uno de ellos, sí, es el sanitario. Pero no olvidemos el otro: el entorno social, las referencias positivas, la cercanía de otra mujer.

bebé panda necesita cuidados extra

El núcleo familiar se dispersa y la vida en comunidad se ha vuelto mucho más impersonal que antes. Algunos apenas conocemos a nuestros vecinos. Ya no se ven partos, se ven pocas madres dando teta, y nos está empezando a pasar como a ciertos animales del zoo… que no saben criar porque no tienen referencias de las que aprender. La parte instintiva sigue ahí pero todo el aprendizaje y el apoyo que ofrece una comunidad de madres ha desaparecido, creando lagunas e inseguridades en las madres.

El embarazo parece monopolizado por el sistema de salud, que lamentablemente en muchas ocasiones, ya sea por la organización, ya sea por la suerte que tengas con el profesional/centro que te toca, no puede ofrecer el apoyo constante, incondicional y cálido que una mujer necesita. Además, muchos profesionales de la salud no aceptan otra forma de entender el embarazo, parto y crianza que no sea la que se promueve en sus centros, por lo que la información que proporcionan es frecuentemente muy parcial. El apoyo a la embarazada no es decirle cuánto pesa y hacerle análisis. Ni prepararla para un parto estándard. Lo primero es un seguimiento médico, lo segundo es una producción de partos en cadena.consulta médica

Una buena matrona sabe que la madre tiene muchas dudas, muchos miedos, anhelos y mucho, mucho desconocimiento. Pero ¿cuándo se le ofrece, y en qué horario, este servicio que en realidad debería cubrir en parte la matrona y en parte la comunidad que rodea a la madre y familia? Una buena matrona sabe también que formas de parir saludables hay mil, y que el esquema potro-ginecólogo-procedimientos médicos es sólo uno de tantos. Para las madres que se sienten apoyadas e informadas desde su entorno y desde el sistema de salud, enhorabuena, y no olvidéis apoyar positivamente a las demás madres para mantener esa red de apoyo. Para todas aquellas que sentimos esa falta que he descrito, están las doulas.

<<Seguro que conoces lo bien que funciona la doula en otros países, siempre en beneficio de todos, incluidos los profesionales de la salud; todas esas cifras que hablan de partos más rápidos,  menos intervenciones, mayor implantación de la lactancia, mayor satisfacción de la madre… Sólo te aseguro que para mí una doula nunca jamás puede interferir con una matrona, si eso es algo que dudes. Son necesidades diferentes. Simplemente pretende sustituir el tejido social que ha desaparecido en esta época de vivir lejos de la familia, no conocer a las vecinas, no tener lugares de encuentro habituales con otras madres, por la industrialización del parto y la soledad del paciente ante el profesional, que hace lo que puede, pero debido a al masificación no puede dar un trato personal de verdad, como en una pequeña comunidad, vamos. Para mí la doula sólo complementa lo sanitario con el lado humano, el ayudar a buscar información de todos los “colores”, el apoyo emocional siempre desde una neutralidad y una apertura total a lo que la madre desee. Lo que debería ser normal, y debería suceder con naturalidad por el boca-boca, y a través de los profesionales de la salud. Pero no sucede.>>

¿Cuándo una doula? 

Otro montón de confusiones sobre este tema es el momento en que aparece una doula en la vida de una mujer. Se suele creer que es una persona que se va contigo al parto. En España, sin embargo, no es lo más habitual. La doula es una herramienta de búsqueda de información y de apoyo para la mujer embarazada. Por lo tanto, la doula se usa durante el embarazo, con la finalidad de recibir ayuda para informarse, empoderarse y sentirse apoyada, con respecto al embarazo, el parto, la lactancia, la crianza etc. Sí, puede estar contigo durante tu parto, pero en partos en el hospital en España normalmente sólo se permite un acompañante, que suele ser la pareja o la madre de la parturienta. Quizá haya mujeres que prefieran la compañía de su doula durante el parto hospitalario, pero la doula de parto suele verse, por lo general, en los partos en casa, en casas de nacimiento, clínicas privadas, etc. Y finalmente, la doula también puede ser una enorme ayuda logística y emocional durante el postparto y el puerperio.

<<A mí no me interesa como doula dar guerra, ni acompañar partos de un tipo concreto o de otro, ni inculcar mis creencias en nadie. Creo que falta cariño, personalización, y también información en cómo están las cosas en este área hoy en día. Seguro que si las cosas cambian, las matronas podrán cumplir ese papel de comadres, pero ahora mismo sabemos que más bien no. Creo también que una doula en el parto por ahora es imposible debido al rechazo que se respira hacia la profesión, es más, tristemente merecido, ya que ciertas doulas no deberían meterse como se meten en estas cosas y han creado una imagen falsa de las demás.

Lo que me interesa ahora es acompañar a la mujer en su embarazo, y en el puerperio, como una figura que no juzga y no da consejitos, una mujer que está de su parte siempre, que ayuda a confiar y a estar segura de sí misma. Es la clientela la que debe decidir si esto es una necesidad o no, yo creo que sí. Un punto primordial es la información. Como matrona tú puedes informar (hasta cierto punto si es desde la salud pública), yo como doula puedo dirigir a esa mujer hacia las fuentes de información, pero no puedo opinar ni aconsejar directamente ya que no es mi papel ni mi titulación.  Como matrona tú puedes educar, como doula yo puedo ayudar a la madre a encontrar a las fuentes y las profesionales adecuadas a sus gustos para ser educada. Como matrona en la práctica en la salud pública no puedes ofrecer alternativas, ni apoyar a la mujer en todas sus decisiones, sean cuales sean, ni ser su confidente: eso no sólo no sucede sino que hay muchas madres que no disfrutan de sus visitas a la matrona ni menos de sus partos. No hay conexión. Como doula, parto de la base de lo que la madre desea, mi finalidad es apoyarla y reforzarla, me mantengo informada de todas las opciones existentes, ya sean las habituales o las menos frecuentes, y doy acceso a la mujer a un abanico de posibilidades más amplio que lo que habitualmente proporciona la salud pública y privada al respecto.

Mi ilusión es colaborar como mujer para suplir las carencias actuales hasta que se produzcan los cambios necesarios, que ya están en marcha, con personas como tú, con asociaciones de lactancia, con protocolos diferentes en hospitales, etc, y ya no haga más falta. Las doulas tenemos la ilusión de desaparecer un dia…>>

¿Qué NO es una doula?

<<Por desgracia la imagen que se suele tener de nosotras las doulas es confusa. Por lo general se asocia con ese perfil  de mujeres con buenísimas intenciones que interfieren, se exceden en sus funciones, se enfrentan a los profesionales, inducen ideas personales muy discutibles en sus clientas y asocian su labor a cosas que nada tienen que ver, como ciertas ideas sobre el parto, o terapias alternativas, o modos de crianza. Esas personas no actúan como doulas sino más bien como activistas, partidarias de ciertas posturas que en realidad no están directamente asociadas a la profesión.>>

Me gustaría que esa imagen de la doula como opinadora, adepta a un estilo muy concreto de embarazo  parto y crianza, y también esa imagen de “hippie”, “radical”, o persona relacionada con lo “alternativo” se esfumara de una vez. Éstas son ideas populares que no reflejan la realidad.
Por otro lado, una doula no tiene por qué estar “en contra” de nada para ser doula. Me parece desastroso que una doula se confronte, o aliente en la madre una actitud de confrontación con los profesionales de la salud. El interés de la doula es el empoderamiento de la madre. Yo misma soy guerrillera pero sé separar los campos de batalla.

<<Me asusta ver que muchas doulas tienen esa idea maternal de arreglar el mundo desde el extremo radical opuesto a los “procedimientos convencionales”. De un extremo pasan al contrario.>>

Una doula tiene que estar informadísima y ser una buena guía hacia la información que la madre desea obtener, sea del color que sea. Me molesta bastante también que se asocie “doula” con terapias alternativas. No digo que me moleste que haya muchas doulas en este frente, ¡ojo!, pero sí me molesta que se defina doula como eso. Yo agradecería que las doulas supieran separar claramente estas cosicas para que la definición de esta profesión no se vea teñida de factores ajenos, cosa que perjudica a todas las doulas y a las madres que las necesitarían. No sé, algo como “Pepita, doula. Además puedo ofrecer también servicios de quiromasaje, reiki, y creo que la crianza nosecómo y el parto de tal tipo es lo mejor. Pero es porque yo soy asín”.

<<He escuchado horrores de boca de doulas que dicen cosas como “y le dije que ni se le ocurriera tomarse ese medicamento” o “es que tienes el chakra raíz muy cerrado”…>>

¿Qué te convierte en doula?

Pues para ser doula es necesario realizar un curso privado que te proporciona un título privado. Su validez depende de la que tú le quieras dar. Por ahora, en España, estos cursos no están regulados de ninguna forma, aunque en otros países sí y de hecho la figura de la doula es bienvenida en el sistema sanitario.
En estas formaciones por lo general se reciben seminarios de profesionales de la salud (matronas, obstetras, pediatras, psicólogos), asesoras de lactancia, terapeutas de diferentes ramas, coachs, y claro, otras doulas. Claro que hay centros de formación más “prestigiosos” y otros más “caseros”.  Pero las doulas no pueden certificarte que son justo lo que buscas sólo por tener un título. Para eso se realizan las entrevistas previas, para conocerse y tantearse.

¿Por qué tanto conflicto con las doulas?

Bueno, aquí voy a dirigirme a los profesionales de la salud que se han topado con doulas “invasivas” y se han asustado de que las madres estén “influidas por ellas”, especialmente sabiendo que una doula no tiene ninguna formación sanitaria, en principio.
Como ya hemos explicado, la doula en absoluto surge para atender necesidades sanitarias, pero sí que puede aportar información y apoyo a la madre que pueden resultar inquietantes para ciertos profesionales de la salud.
Precisamente porque una doula es algo que elige la madre (y su pareja) y es un servicio privado, podríamos asumir como norma general que la madre ha tomado la decisión consciente de acompañarse de esa persona, y no que la doula está manipulando a la madre. No olvidemos que la doula da apoyo emocional y logístico, y que no genera información sino que proporciona acceso a la ya existente. Hay doulas más neutrales y doulas menos neutrales, pero como se suele decir , no hay que matar al mensajero.

Muchas madres buscan a una doula para informarse, otras para tener una compañía emocional, otras para tener una compañera que las refuerce en sus ideales. Hay madres que de hecho quieren una doula como escudo, como protección ante lo que no desean del sistema sanitario. Lo cierto es que es una necesidad real para muchas madres, que la sienten como importante en sus embarazos, partos, puerperios. Una buena doula no se nota que está pero, si se nota, es importante reflexionar que es el reflejo de la voluntad de la madre y no una especie de posesión infernal.

la malvada doula secuestra a la inocente madre

Profesionales, por favor, vean más allá y piensen en qué desea una madre y qué expresa a través de sus decisiones, entre ellas la de contratar a una doula, en lugar de asumir que la doula es el problema, poniendo así a la madre en ese papel pasivo tan injusto y contra el que todos luchamos cada día mediante la información.

Bueno, queriditas, pues hasta aquí mi opinión. Como veis, para mí las doulas son otra herramienta de guerrilla y de información, muy poderosa y muy necesaria en estos momentos. Ojalá pronto no nos hagan falta ya. Mientras tanto, aquí están para ayudar en el cambio.
Anuncios

13 comentarios en “Doulas, velocidad y tocino.

  1. Hola!

    primero felicitarte por la web y toda la informacin que nos regalas.

    Pero, no s si es correcto y debera estar suscrita de alguna otra forma, para poder acceder a los artculos que nos envias se necesita contrasea, yo no tengo contrasea, por favor podras decirme si es necesario pagar para poder acceder al contenido ntrego o si en algn momento has facilitado la contrasea y yo me he despistado.

    Muchas gracias saludos, lupe

    2013/3/27 “teros de guerrilla”

    > ** >

    1. Lupe, cuando un artículo está protegido es porque su contenido no está accesible al público. Muchas veces publico artículos en privado para compañeras y después los abro al público. Voy a dejar de hacerlo porque veo que provoca confusión. Gracias por hacérmelo saber. Un besazo guerrillero.

  2. Muy caras las Doulas para ser un servicio
    No hay Un Curso si no un monton de seminarios carisimos de gente renombrada que está haciendo el “agosto”
    Siempre están criticando el trabajo de los otros y se creen en posesión de la auténtica y única verdad
    Siempre se mueven en los mismos circulos y son siempre los mismos, te los encuentras por todas partes en la red
    No se…..

    1. Hola Montse. Es cierto que contratar a una doula cuesta dinero, que es muy relativo en función del valor que tú le das a lo que recibes a cambio. Las doulas son un servicio privado, no público, y desde luego no son una obra de caridad. No confundamos el que sea un trabajo con un componente emotivo y una fuerte vocación de entrega con que deba recibirse menos a cambio de ejercerlo. Cuando acudes a un trabajador porque lo necesitas, esto se debe pagar, en cualquier ámbito: se me ocurren mil ejemplos. Además, el servicio de doula se adapta totalmente a las posibilidades económicas de la cliente, porque no es un paquete de servicios único sino que hay un amplio abanico de posibilidades, desde un par de visitas hasta un acompañamiento completo. Un componente importantísimo es que estás pagando una disponibilidad intelectual y emocional de otra persona en unos momentos en que es primordial no sentirse sola. Si te parece caro para tu economía, o no sientes tú la necesidad de tener una doula, eso pertenece a tu ámbito privado y no me parecería entonces una crítica constructiva decir que son caras.

      Por otra parte, dices que “no hay un curso”. ¿Hablas de la formación para llegar a ser doula? Sí, sí hay “un” curso, en diferentes asociaciones; cada una tiene el suyo. La formación de doulas consiste efectivamente en seminarios de gente renombrada y efectivamente suele suponer una fuerte inversión. Por supuesto hay que realizar todos los seminarios para obtener el título. El que sea caro hacerlo debería darte una idea de qué hay detrás de una doula y cómo de en serio se toman la profesión. Muchas madres quieren hacer el curso de doula por gusto, por ellas mismas. En ese caso, puede parecerles cara la formación, pero recordemos que ese curso pretende cualificarlas para una salida profesional que, por cierto, no da de comer de por sí, sino que suele necesitar de muchos ajustes y malabarismos para ejercerla.

      Que profesionales se ganen un extra haciendo conferencias, qué alegría. Que reciban una recompensa por ser buenos y difundir sus conocimientos más allá de sus fronteras profesionales. Aunque te cueste creerlo, el 99% no gana tanto como supones y estar de viaje y con fines de semana ocupados después de trabajar es algo que yo personalmente agradezco infinitamente.

      Que critican el trabajo de otros… bueno, ¿has leído bien el artículo? Donde dejo claro que las doulas, con sus clientes, no inculcan, no critican y no aconsejan parcialmente, y quien lo haga, primero, no está muy bien hecho, y segundo, es la madre la que desea ese servicio y lo contrata. Quizá estemos confundiendo con el ámbito público. En este blog, por ejemplo, no hago más que provocar el cuestionarse cosas que se dan por supuesto. Y hay mucho, mucho que cuestionar en el tema de embarazo y parto, y eso siempre supone que alguien reciba críticas de forma más o menos educada, de forma más o menos indirecta. Las doulas, entre ellas, o en un ámbito público, igual que otras personas en el ámbito de la maternidad, por supuesto que dicen su opinión personal y claro que suele ser dura, ¡están informadas! ¡viva el ser muy críticos con todo! Es justamente lo que tú has hecho con este comentario que me has dejado, cuestionar. Una doula sin visión crítica no puede ser una buena doula, porque se trata de conocer todas las posibilidades. Si no cuestionas, no surge la necesidad de buscar más posibilidades. La doula colabora en la actuación en consecuencia y en el cambio.

      Se creen en posesión de la verdad… a ver. Creo que estamos confundiendo cosas. Habrá doulas invasivas, claro que sí, pero no son lo habitual, aunque sí lo más llamativo. También habrá doulas que en foros públicos opinan a nivel personal y no gremial. No sé, yo si mi doula es pro parto en el bosque al ritmo de tambores y además del Atleti ya puede opinar en su fuero interno lo que quiera que lo que yo quiero es que me enseñe a redactar un plan de parto para el hospital, yo que sé, por ponerte un ejemplo. Es que yo creo que simplemente nunca has visto una doula en acción y por eso te surgen esas dudas. Hay una película que se llama Doula! y que está muy bien, pero en inglés. En cualquier caso, tú ya veo que eres capaz de escuchar una opinión y decidir si te va o no. Pues así todas las madres.

      Que se mueven en los mismos círculos, pues claro, con una profesión tan vocacional es lógico que se formen círculos de comadres. Y sin embargo hay muchos círculos con ideas compartidas muy diferentes entre sí e incluso hay doulas muy independientes. Los círculos tienen un origen puramente social y es lo que sucede con nuestros amigos, con las profesiones, con las creencias… de manera natural tendemos a juntarnos para apoyarnos mutuamente y compartir. Además beneficia a las posibilidades de negocio.

      Lo bueno de la red es que no necesitas comulgar con nadie y puedes picotear de aquí y allá en busca de lo que más te agrada… Justo a lo que yo dedico mi blog 🙂
      Un abrazo

  3. Las matronas son las profesionales y repito poniendo énfasis en esto PROFESIONALES autorizados y RECONOCIDOS legalmente para atender las NECESIDADES (todas) de la mujer en cualquier momento de su etapa vital (no todo es embarazo y parto). Es cierto quie a veces en las consultas de los centros de salud no da tiempo a tratar todo el tema emocional y se trabaja mas el fisico… es problema de la gran falta de matronas contratadas que hay, solo hay que compararse con otros paises. Muchas matronas ofrecen estos servicios que parece que solo hacen las doulas tb de manera privada… antes de elegir hay que tener muy claro la diferente formacion de cada una y que la matrona al ser reconodica de manera oficial da a la mujer garantias y asume responsabilidades legales si hubiera problemas. la doula no… y cada una formada en cursillos ( de fin de semana muchos, casi veo mas rentable para las madres hacerse esos cursillos express de doula que contratar a una).. cursillos que no se parecen los unos con los otros porque en el mundo de las doulas TODO VALE… de verdad plantearos cuanto estudia cualquier profesional, un mecánico, un abogado, un psicólogo, un técnico de rayos… no se cualquier PROFESIONAL y despues plantearos lo que ” estudia una doula”… 2 fines de semana???? y ni siquiera se les exige la ESO… no os creais todo lo que venden porque es una negociazo. Si quereis el apoyo de una madre iros a cualquier grupo de apoto gratuito de materniada donde hay madres que aportan una ayuda fundamental en todo esto

    1. Eli:
      Tu comentario está lleno de enfrentamiento y de rencor. Y lo que hace falta es unión y trabajo. Uno de los lemas de las doulas es que desean que llegue el día que no hagan falta y tengan que desaparecer. Las doulas, que no parece que hayas leído bien el articulo, JAMÁS “interfieren” el trabajo de una matrona, aunque sí que hace cosas que la matrona debería estar haciendo en el plano emocional. Nunca en el médico, por lo que las responsabilidades legales esas, las mencionas por puro despecho y por amenazar. ¿Tú, matrona, vas a ir a ver a la madre tras el parto y poner coladas, dar conversación y tranquilizar miedos? ¿Vas a estar una hora con tu embarazada y le vas a enseñar mil libros, webs e ideas para que elija su modo de vivir el embarazo, crianza? ¿Vas a escuchar sus miedos, sus anécdotas? ¿compartirás las tuyas con ella? ¿qué le dirás si algo de lo que le cuentas no le gusta y quiere buscar alternativas?

      No, una matrona ni hace eso ni es plausible que lo haga a corto plazo. Pero insisto que no hay interferencia posible. La doula sustituye el tejido social, no a la matrona, que ya me aburro de explicarlo. Es la madre la que la contrata, y muchísimas veces es porque detecta carencias en la matrona, sí, pero si la matrona fuera perfecta, seguiría existiendo una carencia social.

      Aclarado esto, te digo que estamos todas las mujeres deseando que las matronas toméis acción y hagáis y os comportéis como esperamos de vosotras. Sería un gran paso. Os necesitamos.
      “Es cierto que a veces en las consultas de los centros de salud no da tiempo a tratar todo el tema emocional y se trabaja mas el fisico” esta frase tuya es una simplificación del horroroso problema que tenemos con las matronas sin tiempo, sin formación, sin empatía y sin margen de maniobra que tenemos que tragar las usuarias del sistema de salud, público y privado. No os odiamos, no creemos que sea culpa vuestra, sabemos que teneis que luchar contra un sistema muy chungo, y estamos con vosotras en ello, pero no podemos hacer gran cosa por vosotras, si no empezáis a dar vosotras muestras del gran cambio. Mientras que os decidís, salvo si nos toca la lotería, las mujeres de a pie, sencillamente, no vemos en la matrona la figura que insistís que sois.

      ¡Ah! Por supuesto que una doula no tiene una formación “sólida” ni “universitaria”. Ni la tiene ninguna comadre, porque para el papel de una doula hace falta un trabajo muy profundo pero no una carrera ni unos estudios, qué tontería. Qué titulitis. ¿Qué quieres, que se saquen el carnet oficial de “mujer empática que tiene una alta cultura con respecto a la vida sexual reproductiva de la hembra humana”? Relájate y piensa que doulas han sido todas las mujeres en el pasado remoto en que la mujer tenía un apoyo en las madres de su aldea o familia. Y luego estaba la partera, pero no me la imagino yo por ahí diciendo “no digais nada a esta mujer, no la acompañeis, no le conteis nada, no le deis apoyo, que soy yo la partera”
      Me aburro de explicar que en otros países no tienen este problema, y las doulas tienen funciones delimitadas y perfectamente integradas en la asistencia, ¿será que en España nos gusta tanto estar de un lado o de otro y odiarnos? Las matronas estáis sobrerreacionando y creando un problema donde no lo hay (¿es que alguna doula os ha mordido o algo? no entiendo la furia), por si poco tuvierais con el gran camino que os queda por delante hasta recuperar vuestra dignidad y autonomia robadas por hospitales y sistemas sanitarios surrealistas. Anda, centraros en los verdaderos enemigos.
      Y por favor, que no nos caigan más palos “colaterales” a las mujeres que hacemos por informarnos y tomar el poder en nuestras vidas como féminas. Dejadnos conocer nuestras opciones, hombre ya.

      Por cierto, no conoces a ninguna doula si hablas de negocio. No se vive de eso.

      Ahora nos calmamos las dos y empezamos a entender que en este momento de la historia las cosas son así y con motivo. Para cambios, cada una que luche: “A la guerra se viene llorado y a luchar”.

  4. Genial el artículo, estoy de acuerdo con lo que dices y con tus respuestas a los comentarios.
    Yo he pasado a estar harta a no hacer ni caso. POrque no hay peor tonto que el que no quiere entender. Yo también he escrito varios artículos sobre el tema y finalmente, veo que se entera quien se quiere enterar.
    Precisamente también escribí una réplica a Eli matrona cando nos atacó de forma encarnizada. Pero realmente me importa un pito lo que piense porque ella NO es la representación de todas las matronas, ya que por suerte las hay que comprenden y valoran nuestro trabajo, muchas más de las que creemos.
    Poco tengo que añadir, solamente que desde mi experiencia, cada vez soy más consciente de esas carencias que algunas mujeres tienen y que cubrimos las doulas con nuestro acompañamiento, con nuestra presencia y con nuestra escucha. Y que con el corazón en la mano, añado algo que siento y que no me cuesta expresar aunque parezca que vaya en nuestro detrimento: ojalá algún día ninguna mujer necesite de una doula. Muchas serían las cosas que habrían cambiado, pero mientras tanto, tenemos un largo camino que recorrer.
    Gracias por lo que estás haciendo.
    Un abrazo.

    1. Gracias a tí, Concha, de verdad. Tienes razón, y me tranquiliza pensarlo, en que Eli no refleja en absoluto la opinión de todas las matronas, y su actitud no me da ninguna información sobre qué tipo de matrona es ella ni qué hace ella por el cambio, por lo que no puedo opinar mucho más. Yo seguiré promoviendo que las mujeres nos informemos y tomemos las riendas de nuestras decisiones sobre nuestra salud femenina, se pongan como se pongan. Gracias por estar ahí.

  5. Guerrilleras, os copio este bellísimo mensaje que he recibido de una preciosa matrona por Facebook:
    Hola guapa! Soy francesa y ahorita hablando mucho ingles, pues perdoname por mi pobrecito castellano Soy comadrona. Me gustan las doulas, porque tienen y toman un tiempo que nos faltan como comadronas, tiempo para escuchar, escuchar mucho todo lo que viene de la feminidad, de la maternidad, de la paternidad…. y hablar, explicar, devolver a las mujeres embarasadas y pariendo su propio papel (que puedan sentir que ellas dan la luz, no que estan aca para que alguien – comadrona, doctor, anestesiologo- les hace dar la luz). He tenido la suerte de poder trabajar bien (o por lo menos lo que yo llamo trabajar bien pero pienso que estaremos de acuerdo en lo que puede significar) y me apasionado. Fue fuera de francia. Pero cuando he trabajado en francia me encuentre con 50 madres y bebes en el servicio, sola, de noche. 3 o 4 mujeres pariendo en mismo tiempo mas consultaciones de emergencia y sitas cuando trabaje en sala de parto…… como me duele faltar de tiempo porque es faltar de humanidad!!! Y si hay un momento en que para mi la humanidad es necesaria es durante la maternidad, los primeros contactos de una mujer con su bebe, con ella como madre, con su pareja como padre…. Esta falta de tiempo para acompanar las madres da un espacio en que las doulas aparecen utiles. Como comadrona siento que estoy perdiendo una parte de lo que soy y no es facil ni agradable. Que hacer? Tratar de estar presente al lado de las madres, lo maximo que puedo pero muchas veces se puede revelar no suficiente. Pues las doulas hacen un trabajo de acompanamiento que fue nosotros durante siglos, que nos gustaba pero que estamos en parte perdiendo, y por eso no gustan a ciertas comadronas francesas. No las doulas, sino lo que representan, esta perdida que nos puede doler. No es la culpa de las doulas, y tampoco me parece la de las comadronas, y no hay que pensar en idea de culpa. Hay que pensar en como trabajar lo mejor para los pacientes y por eso aprender a comunicar y aceptarnos. Que cada una pueda encontrar el lugar que le coresponde…… lo que puede resultar dificil para una comadrona hoy. No encontramos trabajo (la crisis de esta sociedad para quien no importa la maternidad) y cuando encontramos tenemos que trabajar como locas, corriendo las 12 horas sin parar. Llenas de estrés…. No todas, pero muchas, muchissimas, demasiado. Como humanas, somos al imagen de la sociedad y si queremos salir de este esquema no nos resulta facil. Lo tratamos, de verdad! Estoy de acuerdo que las comadronas tienen que dar un impulso para cambiar el systema, hay que tratan (como las que luchan desde tantos anos para abrir unas “maisons de naissance” en francia) y hay muchas que no saben como hacer…. No hay comadronas de un lado, doulas del otro y mujeres entre las dos. Somos una, una sola mujer que tratar de vivir, de respirar y extenderse para lograr a vivir y finalmente dar la vida, no solo a un bebe sino tambien a ella misma. Soy de las personas que no piensan cambiar el systema, pero pienso encontrar los lugares donde ayudar las mujeres que lo quieren a parir de la manera que lo quieren. Para mi no estara en francia porque me siento mas comoda con mujeres extranjeras. Asi soy yo. Lo que me parece muy importante es no ponerse extremistas porque he visto de todo, y ciertas cosas muy malas…..comadronas deshumanizadas como doulas muy peligrosas. Estoy ahora en casa de una amiga que trabajo 10 anos como voluntaria en africa, en australia en lugares perdidos etc… y tambien en canada donde ha visto bebes muertos desde un mes mientras que la madre habia visto su doula cada semana que le decia que todo estaba bien, que no necesita consultar su medico. He hablado con mujeres que ayudan a dar luz en casa (en latinamerica) sin formacion de comadrona y que estaban peligrosas en caso de problema. OK la mujeres tienen todo en ellas para parir, nunca es dificil de recepcionar un bebe cuando todo esta bien, pero he visto madres y bebes morir….. no hay que olvidarlo! La comadrona acompana cuando todo esta bien pero sabe detectar los problemas y actuar en la emergencia. Por esto el extremismo no me gusta. Que sea el de las comadronas o medicos que piensan que nada es posible fuera del hospital o el de las mujeres que piensan que la medicina (cualquiera sea) es un diablo. Hay que cuidar y encontrar como acompanar las mujeres como ellas los quieren y nos solo como nosotros pensamos que se deberia. Es cuestion de libertad, ayudar las madres a encontrar suficiemente de libertad para ser como lo sienten (resultara hacer como lo quieren). Un grande mail mientras que solo te queria decir, como comadrona, bienvenida y gracias a las doulas por el trabajo que hacen!! Un abrazo hermana y gracias por tu guerilla de luz y vida!! Loreline

    Una cosita mas, he leido un poco los comentarios y estuve sorprendida cuando he leido “¿Tú, matrona, vas a ir a ver a la madre tras el parto y poner coladas, dar conversación y tranquilizar miedos? ¿Vas a estar una hora con tu embarazada y le vas a enseñar mil libros, webs e ideas para que elija su modo de vivir el embarazo, crianza? ¿Vas a escuchar sus miedos, sus anécdotas? ¿compartirás las tuyas con ella? ¿qué le dirás si algo de lo que le cuentas no le gusta y quiere buscar alternativas?” Claro que lo hago!! Este punto me parece tan claro que no he tenido la idea de decirlo. No pienso que las comadronas nunca hacemos o no queremos hacer lo que me aparece claramente parte de nuestro trabajo, digo que en el sistema en que vivimos nos resulta mas dificil de harcelo realmente bien. Y trate de explicar porque y como lo vivo yo, para que podeis entenderlo. Hay tambien que darse cuenta que el trabajo de comadrona no es solo escuchar y ensenar, sino tambien hacer tantas cosas muy difíciles…..reanimar un bebe que no respira, sin corazón que late, sola. Asistir una madre que da la luz a gemelos a 33 semanas, el segundo por los pies, actuar correctamente cuando una mujer te pierde quasi un litro de sangre en 15 minutos y que no sabes si todavia tiene coagulación, salir un bebe bloqueado por los hombros arriba del pelvis sin danarle, todo esto sola porque las emergencias no esperan 20 minutos que cualquier doctor (ginecólogo, pediatra, anestesiólogo) llega. Decir a una madre que su bebe murió y escuchar sus gritos que nunca podras olvidar, escuchar las ultimas palabras de una jovencita de 23 anos que te pregunta de cuidar a su recien nacido…… es nuestro trabajo…. y en estos momentos a ninguna le gustaría estar en mi lugar….y pasaron tantas otras cosas que no me voy a decir en el facebook. Llorar, tener miedo, escuchar dolores o traumas que no puedo aliviar. Queremos las mismas cosas, acompanar las mujeres con lo mejor de nosotras y de nos conocimientos, me aparece simple y bastante claro. Porque tanta rencor de todos lados??? No he escrito de lo que es dificil en nuestro trabajo para decir que lo hacemos mal, sino para que las doulas puedan entender lo que vivimos….Necesitamos entendernos para comunicar y trabajar bien juntas. Por favor a todas (comadronas y doulas), si pudieran salir el mejor de vosotras para compatirlo (hay muchissimo!). La creacion….siempre con amor Un abrazo

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s